Curiosidades del Barrio Realejo que debes conocer

Si ya de por sí, visitar España es una experiencia casi mística para los turistas, el llegar hasta Granada raya en lo sublime, y es que no sólo quedarán cautivados por los diversos atractivos naturales que embellecen la zona, sino que además, el calor de su gente, la diversidad de costumbres y la rica y fresca gastronomía, dejaran un agradable sabor de boca.

Uno de los sitios más pintorescos que pueden encontrarse en Granada, es el barrio Realejo, que posee una historia que merece ser contada, y unas calles que llaman a ser exploradas.

La historia detrás del Barrio Realejo

Durante mucho tiempo, el Barrio Realejo, constituyó un importante núcleo de concentración judía, llamado en ese entonces Garnata al-Yahud (Granada de los Judíos), estamos hablando del siglo VIII de nuestra era.  Por largos años, se convirtió en una pacífica comunidad judía, hasta que con la conquista por parte de los Reyes Católicos, los judíos fueron expulsados de la zona, el barrio demolido y renombrado como Realejo, tal como se le conoce hasta el día de hoy.

Este barrio, cuenta un trozo de historia que no debe quedarse en el olvido, y es que por ejemplo, la Plaza Campo de Príncipe, localizada en los antiguos cimientos del cementerio judío, se construyó en el año 1497 para celebrar en ella la boda de Juan el hijo de Isabel y Fernando, después de su boda en Cantabria. Destaca en dicha plaza, la estatua del Cristo de los Favores.

Según relata la leyenda del lugar, cuando la peste bubónica azotó a España, entre los años 1679 y 1682, el Barrio Realejo fue de los menos afectados y se cree que esto se debía a la devoción de los moradores por rezarle a dicha estatua. Esto sólo acrecentó dicha devoción a tal punto que el Arzobispo Fray Bernardo de los Ríos Guzmán declaró que a quien rezara un Padrenuestro y un Avemaría al Cristo de los Favores, le sería concedidos 40 días de perdón.

Pero no sólo eso, aun al día de hoy, el viernes santo, las ´personas se conglomeran alrededor de la estatua del Cristo de los Favores a las 3 de la tarde, para hacer la petición de tres deseos, que se supone son otorgados.

Los Greñuos están en el Realejo

Tal vez, este término resulte desconocido para el desprevenido visitante, pero es bueno saber que es así como se les conoce a los habitantes del Barrio Realejo, los Greñuos.

Ahora bien, ¿de dónde proviene tan curioso apodo? Pues, existen muchas historias que pretenden arrojar luz sobre dicho origen. Por ejemplo, hay quienes dicen que eso se debe a su condición de antiguo barrio judío, en donde las personas gozaban de melenas rizadas y por tanto eran los Greñuos.

Además, otros sostienen que se debe este peculiar nombre a la Virgen de la Misericordia, también conocida como “La Greñúa desde que en el año 1969, un incendio en la Iglesia de San Cecilio, dañó levemente los cabellos de la virgen.

Independientemente, del origen del nombre de los pobladores de este barrio de Granada, lo que no deja de ser cierto, es que constituye un rinconcito con gran encanto que merece ser conservado para su disfrute.

Comments are closed.